OTORRINOLARINGOLOGIA
DR. JOAQUIN PEREZ RULL

RESPIRACION NASAL Y BUCAL

RESPIRACIÓN NASAL O BUCAL PATOLOGICA

Respiración nasal fisiológica y oral o bucal patológica
La primera de las reglas de salud e higiene en la vida, es respirar por la nariz; sin embargo el 80% de las personas respiran mal y por la boca. La gran mayoría lo ignora, desconoce o no le da importancia a un mal hábito, que origina numerosos problemas de salud. 
Si pensamos que podemos estar semanas sin comer, días sin beber agua, no podemos evitar el respirar nada mas que unos minutos. Respiramos unas 12 veces por minuto, unos 6000-10.000 litros de aire al día; y en actividad deportiva hasta 30.000 litros. 
Dependiendo de la calidad del aire y de la forma de respirar, el organismo recibirá dicha AGRESIÓN y se manifestará con diversos y frecuentes problemas de salud. 
La respiración nasal es la primera barrera de defensa, esta respiración es mas lenta y mas profunda que la respiración bucal. La oxigenación corporal es superior en la respiración nasal que en la bucal , y es también menor el gasto cardíaco. Solo en situación de emergencia o de gran demanda la respiración bucal se permite o alterna con la nasal. 
Un medio-ambiente deteriorado, contaminación, calefacciones, aires acondicionados, etc ; y una falta de educación higiénica respiratoria repercute sobre la salud con síntomas y enfermedades.
Frecuentemente podemos observar a la gente con la boca entreabierta y respirando por ella sin ser consciente de las 15 ó 20 ó más bocanadas/minuto, de suciedad que entran en las vías respiratorias.
La agresión aérea se produce desde los labios, encía, lengua,... hasta los alvéolos bronco-pulmonares; produciendo inflamación y posteriormente infección por el estancamiento de secreciones.
Contrariamente a la creencia general, no es sinónimo respiración bucal de obstrucción nasal. La mayoría de las personas que respiran por la boca lo hacen sin que exista una verdadera obstrucción; y pueden tener o referir una sensación subjetiva de obstrucción " . Para poder respirar por la nariz no solo debe de existir una buena permeabilidad nasal, sino que es imprescindible, esencial que la vía bucal esté cerrada. Es determinante la existencia de una oclusión labial en reposo o relajación muscular. si los labios no están SELLADOS, CERRADOS, OCLUIDOS, O EN CONTACTO; la ventilación se realizará por la boca reduciendo progresivamente el flujo aéreo nasal.
LOS RESPIRADORES BUCALES sufren problemas de resecación en toda la vía respiratoria. Los labios aparecen resecos, en particular el inferior con aspecto, descamado, queratósico. La boca seca, lengua saburral, carraspera, molestias faringeas, picor ótico, congestión nasal, tos...son síntomas iniciales que señalan la existencia de una mala respiración y un aire no adaptado. La persistencia de una ventilación bucal conlleva la inflamación e infección de las vías aéreas. Rinitis, sinusitis, otitis, faringitis, laringitis, hiperactividad nasal en forma de alergia o bronquial tipo asmático...se manifiestan con mucha más frecuencia en las personas con malos hábitos respiratorios, en particular las que practican la respiración bucal sin ser conscientes.
La boca se queda entreabierta al relajarse, al pensar al meditar, leer, ver la televisión, ordenador, play- station....Al dormir la siesta, durante el sueño nocturno el ronquido se agrava con la respiración oral y se puede acompañar desde la infancia de apneas obstructivas del sueño. 
Muchas personas pueden perfectamente respirar por la nariz, pero dejan la boca entreabierta sin saberlo. La información ofrecida,el hacer al individuo consciente de un reflejo respiratorio, y reeducarlo son requisitos para evitar las consecuencias patológicas que se manifestarán a lo largo de toda la vida en varias disciplinas médicos, otorrinolaringólogos, dentistas, foniatras, pneumólogos, alergólogos, neurólogos...