OTORRINOLARINGOLOGIA
DR. JOAQUIN PEREZ RULL

RESPIRACION LECTURA

RESPIRACION LECTURA

RESPIRACIÒN LECTURA
La mayoría de la población incluso los profesionales de la voz como profesores, periodistas ,locutores , respiran por la boca cuando realizan la lectura o cuando hablan. 
La cantidad de aire que requiere el organismo durante la lectura no precisa respirar por la boca , la capacidad de ventilación de las fosas nasales son más que suficiente para respirar normalmente y sin cansancio durante la lectura. 
Si calculamos el volumen de aire de 6 litros minuto que entra en el pulmón así como de partículas nocivas polvo virus evitaríamos respirar mal. Por ejemplo en un profesor, o comercial,,,,hablando durante horas horas al día; el volumen es de miles de litros.
Cuanto es ese proceso se repite durante días y días y se alarga en el tiempo se manifiesta en el organismo con enfermedades (Boca seca, carraspera, tos, faringitis,laringitis ,bronquitis ,resfriados, disfonía... )

"La respiración tiene esencialmente una función vital, y es además fundamental en la función fonatoria; para la emisión de la voz, o de la palabra (respiración vocal o fonación).
Para las necesidades de la vida y la conversación ordinaria, es suficiente la respiración habitual. Sin embargo, para recitar y leer bien, es indispensable aprender a respirar; de lo contrario la voz se ahoga, se debilita, se hace áspera y es imposible dar expresión a la lectura.
La acción de respirar consta de dos fases: introducir el aire a los pulmones (inspiración o inhalación), y expulsarlo (espiración, exhalación).
La inspiración, aporta el oxigeno y carga el organismo de energía; la espiración elimina el dióxido de carbono, expulsa deshechos metabólicos. Cuanto más expiramos, más volumen de oxigeno podemos introducir. 
En nuestro ejercicio, nosotros mentalmente sólo vamos a concentrarnos inicialmente en la espiración que la hacemos activa. Forzamos la expulsión del aire hasta vaciar completamente los pulmones. La inspiración la hacemos pasiva y sin esfuerzo.
Esta inspiración puede hacerse de tres maneras distintas:
1. Respiración abdominal. Llenando los pulmones en sus bases, lo que produce una pequeña elevación del abdomen.
2.Respiración costal. Llenando los pulmones lateralmente, merced a la elevación de las costillas -
3. Respiración clavicular. elevación de las clavículas y hombros.
Con las respiraciones costal y clavicular se introducen en los pulmones pequeñas cantidades de aires que se agotan pronto. Hay que inspirar entonces con mucha frecuencia, y este acto repetido fatiga al lector y también molesta al receptor el ruido al tomar aire.
La respiración costal y abdominal, en cambio permite introducir la mayor cantidad de aire con el menor esfuerzo.
Como en la lectura se consume más aire que en la respiración ordinaria, habrá necesidad de hacer mayor acopio de él. Por esto, toda persona que pretenda leer bien debe, ante todo, aprender a respirar, de suerte que los pulmones se llenen de aire en sus costados y en sus bases.
Mientras dure la lectura es conveniente tener el cuerpo bien erguido y buscar el equilibrio de la posición cervical que debe mantener sin esfuerzo el peso de la cabeza. 
Normalmente y fisiológicamente al inspirar la cabeza se flexiona hacia atrás. Este es el movimiento que se efectúa desde el nacimiento y los bebés al llorar lo manifiestan; se debe al movimiento del diafragma que se inserta en la columna vertebral. Con la expulsión del aire la cabeza se flexiona sobre el cuello.
Igualmente la mirada influye en la posición del cuello y viceversa; y debemos mantener el libro en una posición cómoda y equilibrada. Si fuese necesario leer sentado, se cuidará de que el tronco no se incline hacia delante.*
La corrección de los malos hábitos son el primer objetivo. Si no se es consciente del error cometido, no se pueden corregir y reeducar los gestos o movimientos deseados para automatizarlos.
Mientras se lee debe evitarse comer, masticar chicle, el uso de cuellos de camisa, corbatas y cinturones ajustados al cuerpo; así como también la faja muy apretada; pues todo esto dificulta la respiración.
Las inspiraciones no pueden hacerse, en la lectura y recitación, donde uno quiera. A este respecto deben recordarse las siguientes reglas:
1. Cuando las frases u oraciones que se van leyendo se completan, se realizará una pausa larga y una inspiración amplia y profunda;
2. En las pausas señaladas con puntos, se podrá hacer una media inspiración;
3. En las comas y cortes de la frase sólo corresponde una inspiración muy breve.
No es necesario respirar siempre que se halle un signo de puntuación; pero sí hemos de insistir en que se debe respirar a menudo, de suerte que nunca se agote la provisión de aire de los pulmones.
Las inspiraciones se harán, regularmente, haciendo pasar el aire por las fosas nasales, no por la boca.Las narices son suficientes para la respiración, salvo en caso de enfermedad.
Sin embargo, a veces, en las pausas breves o como emergencia, será necesario respirar por la boca y la nariz, a fin de introducir en los pulmones la mayor cantidad de aire durante el escaso tiempo disponible.
Se debe aprender a gastar el aire con economía. Después de inspirar podemos expulsarlo lento o rápido mientras emitimos un sonido, silaba o palabra. Dependiendo también de la intensidad de emisión del sonido agotamos el aire más o menos rápido. Un mal lector, u orador al respirar, introduce poco aire en sus pulmones y expulsa demasiado. Como resultado el lector o cantor se sofoca y deja oír un ruido inspiratorio, tipo ronquido, tan desagradable para el que escucha como para el que habla o canta.
Se aprenderá a gastar el aire con economía habituándose a retener las siguientes reglas:
-regla de oro: forzar la expiración y vaciar completamente por la boca y sin sonidos.
- Dejar entrar pasivamente el aire, inspirar sin forzar y flexionando la cabeza hacia atrás . Repetir 10 veces y automatizar mentalmente
A continuación se inician los sonidos al expirar: sin forzar la voz y mirándose en un espejo. 
+Sonido vocal del forma lineal y duradera hasta agotar el sonido (aaaaaaaaaaa....),(eeeeeee......),(iiiiiiii...), (oooooo.....),(uuuuuu........) 
Los siguientes ejercicios respiratorios contribuyen a adquirir una respiración artística y deportiva:
1. Expirar el aire por la boca e Inspirar por la nariz hasta llenar los pulmones. 
Inicialmente con igual tiempo en las dos fases ( ej: 4-5 segundos). Posteriormente alargamos la expiración 8-16 segundos y acortamos la inspiración de 4 a 1 segundos en nivel avanzado.
2. Inspirar con rapidez y expulsar el aire con lentitud, pronunciando el sonido de una j prolongada (jjjjjjjjjjjjjjjjjj)
3. Inspirar el aire con lentitud y expulsarlo rápidamente, pronunciando la sílaba ja, repetir ja, ja, ja,ja
4. Inspirar y expirar con la mayor rapidez 10 veces(respiración de fuego). 
En estos ejercicios, la ins piración se hará por la nariz y la espiración por la boca. Como observamos, no es cosa fácil aprender a respirar bien; pero merece la pena el esfuerzo, porque sin la buena respiración no puede haber buena voz ni buena lectura.
No terminaremos sin antes exponer algunas reglas de higiene de la lectura:
1. No se debe leer en voz alta cuando se padece algún resfriado u otra afección importante.
2. Siempre que sea posible, se leerá en un ambiente en que se respire aire puro; porque la lectura, como todo ejercicio corporal activa la función respiratoria.
3. No se llenarán los pulmones con exceso, para no congestionar los vasos de los ojos, la garganta, cerebro y de los pulmones.
4. Se inspirará el aire siempre que se pueda y se sienta necesidad de ello.
5. No se ha de forzar la voz en su intensidad, en sus registros o en su extensión. Leer, hablar, cantar no es gritar."