OTORRINOLARINGOLOGIA
DR. JOAQUIN PEREZ RULL

RESPIRACION ANSIEDAD Y PSIQUIATRIA

Los mecanismos de asociación de la apnea del sueño con trastornos psiquiátricos no están bien definidos. Sin embargo, se ha documentado la coexistencia de síntomas depresivos con esta patología, y la refractariedad en el tratamiento de los trastornos psiquiátricos cuando existe esta comorbilidad. Aunque no se encuentra mayor evidencia que relacione los trastornos psiquiátricos con la apnea obstructiva del sueño, existen algunos datos que relacionan los trastornos depresivos y síntomas ansiosos, con comorbilidad de apnea del sueño, lo que alerta sobre la búsqueda activa de ambas condiciones en los pacientes con uno de los diagnósticos.

www.scielo.cl/scielo.php

Dentro de los síntomas observados en el SAHOS se incluyen alteraciones en la calidad de sueño, principalmente la somnolencia diurna excesiva; síntomas atípicos como irritabilidad, déficit cognitivo y alteración en la concentración; otros como ronquido, salivación excesiva, sudoración, reflujo gastroesofágico, cefalea matinal, boca seca, fatiga, y comorbilidad con síntomas depresivos y ansiedad; vale la pena mencionar que la relación entre el SAHOS severo y los síntomas psiquiátricos aún no está bien estudiada17,18.

En la literatura médica, se evidencia una posible relación entre los trastornos psiquiátricos y la apnea del sueño; sin embargo, algunos estudios son contradictorios en la demostración de correlación significativa entre estas entidades, aunque se menciona que dentro de las que más se asocian son la depresión y SAHOS19-22.

Los mecanismos bajo los cuales se relacionan dichas entidades no están bien dilucidados; los trastornos del ánimo podrían ser una consecuencia psicosocial y biológica del SAHOS o al contrario, los trastornos psiquiátricos pueden contribuir a promover los trastornos del sueño23. Algunos investigadores sugieren que ambas condiciones tienen un mecanismo común subyacente. Se ha señalado que la hipoxemia y la disrupción del sueño pueden causar síntomas depresivos, también es posible que el ánimo depresivo pueda ser consecuencia de una condición médica que incluye la apnea obstructiva24.

En la búsqueda de la evidencia que relaciona depresión con SAHOS, se ha encontrado además que los pacientes con trastorno del sueño tienen afectación de su calidad de vida y daño en su funcionamiento neurocognitivo, con consecuencias en la productividad laboral25,26. Un metanálisis mostró que el no tratar el SAHOS tiene un efecto significativo en el funcionamiento intelectual, verbal, la atención y la función ejecutiva27. Se ha reportado estudios que relacionan las alteraciones del sueño con la presencia de ideación suicida y síntomas negativos de la esquizofrenia, con mejoría de la sintomatología después del inicio del tratamiento con dispositivo para presión de flujo de aire continuo positivo (CPAP)28,29. En cuanto al trastorno de estrés postraumático en la literatura reportan refractariedad en el tratamiento con CPAP en pacientes con SAHOS30,31.

Dentro de la prevalencia de comorbilidades psiquiátricas comparando un grupo con diagnóstico de SAHOS y uno sin diagnóstico, se reporta que la enfermedad depresiva (21,75%), los trastornos de ansiedad (16,67%), el trastorno por estrés postraumático (11,85%), los trastornos psicóticos (5,13%), el trastorno bipolar (4,06%) y la demencia (2,13%) fueron estadísticamente más significativos en la prevalencia en el grupo de apnea comparado con el grupo sin apnea, estudio realizado en una población de la Administración de Salud de Veteranos (Universo = 4.060.504 casos, n = 118.105 identificados por tener apnea del sueño)32.

Hay múltiples estudios que relacionan alteraciones del sueño con síntomas depresivos. Guilleminault et al, reportaron que cerca de un cuarto de 25 hombres con SAHOS fueron vistos por un psiquiatra para la depresión y la ansiedad antes de realizarles diagnóstico de alteraciones en la respiración durante el sueño14. Usando The Minnesota Multiphasic Personality Inventory (MMPI), Aikens et al, mostraron unos puntajes elevados de depresión en el MMPI en cerca de un tercio de los pacientes examinados con SAHOS, encontrando presentes síntomas como anergia, culpa, inactividad, pesimismo y baja autoestima14.

Realizando una comparación de la prevalencia de pacientes con diagnóstico de SAHOS en sujetos sin diagnóstico específico psiquiátrico, se encontró que las apneas obstructivas del sueño fueron significativamente más comunes en sujetos con depresión comparada con sujetos sin depresión. Encontrándose mayor asociación en pacientes que además tienen comorbilidad de enfermedad coronaria33.

El SAHOS y la depresión comparten factores de riesgo comunes, los cuales pueden explicar en parte su alta comorbilidad en la población general. Ambos han mostrado independientemente asociaciones con síndrome metabólico, alteraciones cardiovasculares30, uso de medicación antihipertensiva y antidepresiva34-37.

Para el caso de las mujeres que padecen apnea obstructiva, los síntomas depresivos tienden a ser más graves, y parecen estar relacionados con la desaturación de oxígeno. Una cohorte de estudios demostró que el SAHOS fue un factor de riesgo independiente para la depresión y en otros artículos sugieren que la apnea nocturna fue independientemente asociada con puntajes elevados para escalas de depresión8,42.

La asociación entre el SAHOS y la ansiedad también ha sido ampliamente estudiada. Se reporta una asociación fuerte entre estas dos entidades. La prevalencia de SAHOS en pacientes con diagnóstico de ansiedad es estadísticamente más alta que sin diagnóstico de ansiedad (2,5% vs 1,1%)16.